My CMS | Eureka
2
archive,paged,author,author-eureka,author-2,paged-3,author-paged-3,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Selecciona idioma / Select language: Ver la web en español Ver la web en inglés

Author: Eureka

La burbuja financiera estadounidense de los años veinte, alimentada por la ausencia de un marco regulatorio adecuado frente a la especulación, estalló con el “crash” del 24 de octubre de 1929. La reacción del gobierno al desmoronamiento de las cotizaciones bursátiles con un aumento de medidas proteccionistas para intentar mejorar su balanza comercial, y la subida radical de impuestos para financiar obra pública, se añadieron al error del Banco Central de aplicar una política monetaria restrictiva. Estas medidas combinadas desencadenaron la más profunda recesión económica de la Historia contemporánea.

“Compra estadounidense y contrata estadounidense”, la frase pronunciada por Trump el 20 de enero en su discurso inaugural, fue toda una declaración de intenciones. Dicen que el texto lo escribió Steve Bannon, su asesor principal e ideólogo de cabecera. El mensaje es inequívoco y además muy coherente con las ideas de un Bannon que se define a sí mismo como “nacionalista económico”.

Donald Trump asume la presidencia de los Estados Unidos con una economía muy recuperada: el crecimiento del tercer trimestre anualizado alcanzó el 3,2%, y la tasa de desempleo cayó en noviembre hasta el 4,6%. Sin embrago, si quiere optar a la reelección, Trump deberá afrontar con solvencia el grave problema de la creciente desigualdad y el estancamiento de las clases medias.