My CMS | Estados Unidos
17
archive,tag,tag-estados-unidos,tag-17,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Selecciona idioma / Select language: Ver la web en español Ver la web en inglés

Estados Unidos Tag

Corea del Sur produce anualmente un PIB cincuenta veces mayor que su vecino del Norte, con una población tan solo dos veces mayor. Estas magnitudes complican aún más las difíciles relaciones entre ambas naciones, cuyos ciudadanos observan cómo el creciente distanciamiento económico y el consiguiente...

Tras dos intentos de golpe de estado en 1992, Hugo Chávez logró la presidencia de Venezuela en las elecciones de 1999 e implantó lo que él mismo denominó como “Revolución Bolivariana”. Su proyecto político tenía como objetivo un socialismo “adaptado al siglo XXI”. Ese mismo año se convocó una Asamblea Nacional Constituyente con el propósito de redactar una nueva Carta Magna, y la República de Venezuela pasó a denominarse oficialmente “República Bolivariana de Venezuela”. El país ha continuado siendo desde entonces nominalmente una democracia, pero las medidas impulsadas por el nuevo gobierno para limitar la capacidad de respuesta de la oposición, controlar los distintos poderes del estado, y adquirir la voluntad de una mayoría con cargo al presupuesto público, han convertido paulatinamente a Venezuela en una nación sometida a un régimen técnicamente iliberal y, por lo tanto, no realmente democrático.

La caída de Roma se debió, según el recientemente fallecido Zbigniew Brzezinski, a la combinación de tres causas principales: la decadencia moral de sus élites rectoras, la hiperinflación producida por los grandes déficits de gasto público financiados mediante creación de moneda, y el excesivo tamaño alcanzado por los territorios gestionados desde la metrópoli. En el caso de los Estados Unidos, ninguna de estas causas ha cobrado la suficiente fuerza como para debilitar su poder desde el comienzo de su liderazgo mundial, si bien durante los mandatos de algunos de sus presidentes parecía que un cuarto factor diferente sí podría acabar suponiendo el derrumbamiento definitivo: la acumulación de intervenciones bélicas o encubiertas de aparente signo egoísta en un creciente número de países.

Donald Trump asume la presidencia de los Estados Unidos con una economía muy recuperada: el crecimiento del tercer trimestre anualizado alcanzó el 3,2%, y la tasa de desempleo cayó en noviembre hasta el 4,6%. Sin embrago, si quiere optar a la reelección, Trump deberá afrontar con solvencia el grave problema de la creciente desigualdad y el estancamiento de las clases medias.

Donald Trump ganó las elecciones el pasado 8 de noviembre por el apoyo recibido en cuatro estados habitualmente demócratas: Michigan, Wisconsin, Pensilvania y Ohio. Han sido votantes del medio rural allí y en todo el país, sin estudios superiores y con empleos rutinarios, y que han visto estancados sus ingresos reales durante décadas mientras el crecimiento del PIB beneficiaba cada año a otros estratos sociales. Es por tanto la creciente desigualdad la que parece haber llevado a la presidencia, paradójicamente, a un multimillonario.

Para poder entender la situación actual en Cuba conviene retroceder, al menos, hasta 1898. En esa fecha, Estados Unidos era ya la primera potencia económica mundial y contaban con una nutrida flota de buques de guerra que, a las órdenes de un Gobierno federal con crecientes poderes frente al Congreso, debía ser el eficaz instrumento de ampliación colonial para unas élites con evidentes deseos de expansión territorial.

Las medidas anunciadas para los cien primeros días de gobierno Trump no comportan todavía cambios significativos en las formas ni en las propuestas del presidente electo.  El lenguaje utilizado mantiene el carácter nacionalista y poco riguroso de su campaña y defrauda las expectativas de aquellos que confiaron en que el tono del discurso de la noche electoral sería ya permanente.

Ediciones Teconté ha lanzado ‘Pax Americana. Luces y sombras de la política exterior de EEUU’ un libro de Manuel López-Linares que analiza los resultados no reconocidos de la política exterior de la potencia mundial. En el libro demuestra el vínculo entre las intervenciones del ejército estadounidense en otros países y sus intereses económicos, tal y como cuenta la editorial.